Saltar al contenido

La tonada cuyana * Crónica de una grabación

La tonada cuyana es un subgénero del folclore, original del centro oeste de Argentina.

En el año 2008 nos contactó un músico de una localidad cercana de Villa dolores, llamado Noel Carreño. Quería grabar un disco de manera independiente, con la ayuda de Abel Benegas en las guitarras de punteo, Marcelo Cisneros en guitarrón. Noel Carreño tocó la guitarra de acompañamiento y cantó la voz principal.

Comparto a continuación algunas ideas sobre la experiencia en esa grabación y particularmente, de una de las canciones que registramos, llamada la tonada del arbolito.

Mi viaje personal

Cuando tenia 17 años, en Valencia, solíamos tocar con mis amigos en plazas, parques y en realidad, donde podíamos. Es lo que hacíamos a veces los fines de semana y en ocasiones como la fiesta de las fallas valencianas.

Una de las canciones que nos gustaba tocar era una cueca muy conocida, llamada «Las dos puntas». En una parte de la letra hace referencia a una comarca argentina, llamada Cuyo.

Uno de los limites de la región cuyana es el valle de traslasierra en la provincia de Córdoba en argentina.

Por diversas circunstancias es donde fije mi residencia hace ya mas de 20 años y donde colaboré en la construcción del Estudio los ángeles que es la base de todos mis proyectos musicales.

En el transcurso de los años grabé muchos proyectos folclóricos, que fueron editados de una manera independiente. replicados en CD para ser vendidos en los recitales a la gente que  le interesaba su música.

Esta agrupación me llamó la atención por la frescura de su sonido y por esta «tonada» que  en mi percepción, me recordaba a la «cueca» que tantas veces había interpretado por las calles de Valencia.

La tonada

La tonada es un uno de los ritmos característicos de la región de Cuyo, que esta en el centro de Argentina.

Al investigar sobre su raíz descubrí que no está del todo claro el origen.

Unos hablan de su influencia árabe o andaluza, otros de una posible conexión con la cultura huarpe de San Juan. Pero en Asturias (España) hay también un canto llamado tonada que, si bien musicalmente no tiene mucha similitud con la cuyana, me dio una pista sobre su posible origen.

La tonada asturiana es un canto montañés, que en muchas ocasiones se interpreta a capella. Así se cantan las alegrías y penas que acompañan al caminante, resonando en los cerros del camino. Tal como el cante jondo del flamenco y tantos otros cantos solitarios mundanos.

Tonada es algo tan  genérico que seguramente debe haber existido a lo largo y ancho del planeta y en todas las épocas.

En su momento, los huarpes, antiguos habitantes del cuyo también le habrán cantado a los cerros y hoy en día hasta  algunas formas de rap podrían considerarse tonadas  en cierto modo.

Lo que caracteriza a la tonada cuyana son los arreglos de guitarra.

Punteos a dos o incluso tres voces, a veces con una guitarra aguda llamada requinto y una grave llamada guitarron.

Las guitarras agudas alternan entre el punteo y el trino, siendo este ultimo, distintivo característico de la guitarra cuyana.

La grabación

Esta grabación fue hecha con una primera toma en vivo, guitarron, dos guitarras y voz.

Mas tarde le añadimos un segundo punteo y unos coros cantados por Marcelo Cisneros y la Torcacita Carreño.

Para la primera toma en vivo, preparamos un set de forma que no usaran auriculares y se escucharan por el aire, en directo.

Es una forma de grabación que suelo usar, especialmente para el folclore y que ayuda a que en las primeras tomas, ya se logre un ambiente de una gran frescura y expresividad haciendo que todo lo que se le añada posteriormente, comparta también este ambiente.

Una vez registradas las primeras tomas añadimos el resto de instrumentos o voces, usando, ahora si, auriculares.

La tonada del arbolito con cogollo

Una de las particularidades de este ritmo cuyano, es el uso de una ultima estrofa improvisada, llamada cogollo, en la que se homenajea generalmente al anfitrión, con unos versos en forma de dedicatoria.

La tonada del arbolito cuenta una pobre, pero intensa charla con un simple arbolito, ofreciendo algo muy preciado para el caminante de cualquier parte del mundo.

Sombra.

Algo tan simple en tiempos tan complejos es, como una brisa en un desierto de emociones.

2 comentarios en «La tonada cuyana * Crónica de una grabación»

  1. Preciosa canción….

    Después de escucharla he buscado en youtube «las dos puntas» y la he vuelto a «vivir» casi 40 años después. Confieso que cuando me la cantaste el domingo no la recordaba.

    Creo que no la había escuchado desde que a nuestros veinte años escasos pasábamos la Semana Santa en pueblos cercanos a Valencia. Acabo de revivir las noches de: ¿dormimos o qué? , las chuletas de Castellonet de la Conquesta, el frío de Torrebaja, ….

    …y ,claro, a tod@s los demás con los que compartimos grandes momentos en aquella época de grandes cambios (nuestra divina y añorada juventud , la recién estrenada democracia, los amores y amistades que parecía iban a ser eternos,…) …

    …a Diego ,Rafa&Jesús, Pedro, ….a nuestros S.J. favoritos : Eduardo , Paco E.,Paco T. que por más que se esforzaron no consiguieron sacar de nosotros nada más que los gamberros descerebrados que hemos sido siempre….

    …Y a mi amigo,(mi hermano) Felix.

    ¡cuántas cosas puede evocar una canción!

    Hasta pronto,amigo.

    Carlos.

    1. Que bueno que te gustó la canción, La tonada y las dos puntas. Para mi también son agradables recuerdos. Con los 18 ahí cerca.
      Seguramente mi curiosidad por estas tierras, debe haber sido impulsada por la afición que teníamos de adolescentes por estas músicas. Mercedes Sosa don Atahualpa, les luthiers, incluso el langostino de la publicidad de pescanova, con su frase «yevame a casa». Esta ultima no es ni siquiera una canción pero aun así me la acuerdo como si fuera el estribillo de una.
      En fin Carlos ojala que puedas venir por esta tierra, mi otra punta y sentir estos aires serranos, que se parecen en algunas cosas a aquellas sierras valencianas.
      Algo que me conmovió cuando grabé La tonada del arbolito fue el hecho de que el cantor fuera también agricultor. Es una relación, la música y la agricultura, que se encuentra en todas las culturas.
      Carlos, hasta pronto amigo.

Aqui puedes dejar un comentario