Saltar al contenido

Cómo exportar mezclas de audio para masterizar?

Cómo exportar mezclas de audio para masterizar?

El mástering de audio es la última etapa en una producción musical. Por lo tanto es el momento de asegurarse de que las mezclas consoliden su propio sonido.

Antes del mástering se pone el foco en lograr que la música este bien mezclada y se entiendan con la sonoridad necesaria todos los instrumentos.

Las mezclas a veces pueden sonar bien en el estudio de mezcla pero en su distribución, van a ser reproducidas en una gran variedad de dispositivos y situaciones. Entonces hay que prepararlas para que la música se entienda  bien en todos los casos.

Este es uno de los principales propósitos del mástering de audio.

Mástering de audio digital

El mástering puede realizarse en un entorno analógico, digital o mixto.

En mi caso prefiero mantenerme en dominio digital por los siguientes motivos:

  • La conversión analógico/digital es un paso critico en el tratamiento de audio y manteniendo el entorno digital puro podemos trabajar sin preocuparnos por dicha conversión.
  • Por otro lado está la enorme facilidad de modificar diferentes parámetros, recordando los anteriores, que ofrece el dominio digital. Esto nos permite comparar y decidir si los cambios que se van dando funcionan, o es mejor seguir trabajando en base a un sonido alcanzado previamente.

El entorno digital es una manera práctica y eficiente de alcanzar los objetivos artísticos en el entorno de la producción audiovisual.

Tipos de mastering disponibles

Antes de exportar las mezclas de audio para masterizar conviene saber qué tipo de mástering es el mejor para cada producción.

  • Mastering estéreo
    • Este tipo de mastering es el mas común y el recomendable, en principio. Se trabaja con un archivo estéreo por cada canción y se utiliza software de mástering. De esta forma se busca lograr un sonido claro, con la energía necesaria para cada tema.
    • También se ajusta el volumen final para que la música se integre adecuadamente en los medios de difusión . Para ello me gusta escuchar los temas con el fin de ir descubriendo el sonido final de cada canción, potenciando el sonido natural de la música.
  • Mastering por grupos o Stem mastering
    • En éste tipo de mastering se trabaja individualmente sobre varias sub-mezclas o grupos.
    • Cada sub-mezcla puede ser, por ejemplo un instrumento con todos sus efectos o un grupo de instrumentos afines.
    • Al cargar todos los Stems en el software de mástering y reproducirlos, escuchamos la mezcla completa.
    • La ventaja de este método es que se pueden hacer cambios en el sonido de unos grupos, sin afectar el de otros.
    • Normalmente, el mástering de este tipo suele tener una complejidad y un costo superior al mástering estéreo.

Si bien el mástering por grupos supuestamente ofrece más posibilidades, trato de usarlo con cuidado ya que mi estilo de trabajo es embellecer algo que ya suena bien y posee un sonido particular.

A veces, al complicar demasiado el procedimiento de mastering, le quitamos esa esencia al audio original y el resultado deja de ser sonido natural.

Si una mezcla tiene alguna objeción por nuestra parte, es mejor, en primer lugar, sugerir modificaciones en la misma antes que optar por el Stem Mástering.

En caso de dudas lo que recomiendo siempre es realizar una consulta, antes de enviar tus mezclas y así decidir el tipo de mástering adecuado para cada proyecto.

Como exportar mezclas de audio

Estos son unos puntos a tener en cuenta a la hora de exportar y enviar tus mezclas de audio para masterizar:

  • La resolución de los archivos de audio (profundidad de bits y frecuencia de muestreo), debe ser la usada en la edición y mezcla de los temas.
  • El canal «master» del secuenciador de audio no debe tener ningún plugin activado, en el momento de exportar las mezclas.

Manteniendo la resolución usada en la mezcla aseguramos la calidad digital del audio a masterizar, sin añadir o eliminar ningún dato.

En cuanto a los efectos del canal Master, a veces se inserta algún efecto, con el fin de tener una idea de como sonaría la mezcla al masterizarla.

Al exportar la mezcla entonces, estos efectos deben estar apagados.

Modo de trabajo

Una vez que el mastering comienza, se generarán unos archivos de prueba en formato MP3, que sirven para que cada artista pueda opinar sobre el curso de su MASTER. Aunque el proceso es a distancia, el artista podrá seguir los pasos del mismo.

También es el momento de ajustar la edición de principio y fin de cada tema, así como el espacio entre temas.

En este punto es interesante jugar con los ajustes de compresión, dependiendo del estilo de cada música en particular.

Eventualmente, se pueden sugerir cambios en la mezcla para que de esa forma el sonido alcanzado en el MASTER sea el adecuado.

Formatos de audio

Una vez aprobado el masterig, se entregarán los archivos de audio en los siguientes formatos:

WAV

FLAC

MP3 (320 Kbps)

En caso de fabricación en formato físico de CD o vinilo se puede preparar archivos con el formato DDP para su fabricación.

Para subir música a cualquier red es mejor usar el formato WAV. De esta forma nos estamos asegurando la calidad en la distribución de  la música.

No obstante a veces puede haber inconvenientes al subir archivos de tipo WAV. En ese caso se pueden  usar los archivos FLAC, que es un formato de compresión sin perdida en la calidad del audio.

Los archivos mp3 se pueden usar tanto para la difusión para radio y TV como para distribución y uso personal. Sin embargo no conviene usarlos para la distribución en redes, ya que se pueden producir las llamadas aberraciones en el audio. Esto se debe a sucesivas compresiones aleatorias que pueden cambiar la dinámica y profundidad del sonido de nuestra música.

Metadatos

Los tres tipos de archivo que se entregan, tendrán grabados también los metadatos que identifican la música.

La información para estos metadatos se proporciona junto a los archivos de audio, en forma de imágenes JPG y documentos de texto.

Entre estos metadatos pueden estar a elección del artista, las imágenes del álbum  o canción y otros datos administrativos como nombres de tema, álbum, interprete, año de edición y código ISRC.

Si bien en muchas redes también se solicita escribir los datos al subir los temas, tener los archivos ya con toda la información incluida conforma una especie de huella digital de nuestras obras musicales.

Puedes encontrar más datos en el artículo «Mastering de audio» en este blog.

Aqui puedes dejar un comentario