Saltar al contenido

Mezcla 3D * Sonido de mente

La mezcla 3D es para mi una forma de imaginar  la percepción de profundidad en el sonido.

En nuestra mente, reproducimos un escenario tridimensional, aunque el equipo emisor sea bidimensional (estéreo).

Incluso en un entorno monoaural se puede apreciar la profundidad de campo del sonido. Solo es necesario «engañar a la mente» mediante el uso de efectos y el conocimiento de la Psicoacústica.

En este articulo hablo sobre algunas de las diferentes técnicas usadas para conseguirlo y varios aspectos a tener en cuenta.

Percepción de los sonidos

Todo lo que llamamos «mundo»,  existe también en nuestra mente y es una realidad adaptada a nuestras características sensoriales y percepción.

El cuerpo humano se comunica con el exterior a través de los sentidos, uno de los cuales es el de la audición.

El sistema auditivo es extremadamente complejo. Se usa  para percibir los sonidos que nos rodean y también para nutrir de información al sentido del equilibrio.

En la audición existe una parte fisiológica  y otra parte psicológica, siendo la psicológica la que añade nuestras experiencias o gustos personales al sentido.

El sonido de la mente

 Es entonces nuestra mente,  la que interpreta a los estímulos que recibe a través de la audición.

De alguna manera, podríamos decir que  nuestra mente es la que se inventa una realidad, en base a los impulsos que recibe.

Si bien cada uno recrea su propio mundo con códigos personalizados, hay determinadas informaciones que están por decirlo así, preprogramadas y son las que residen principalmente en  las zonas  primitivas del cerebro.

Mediante herramientas electrónicas se pueden recrear diversas «realidades» y engañar a la mente simulando de este modo, diferentes espacios acústicos o campos sonoros.

Tipos de sonido según su origen

Existen dos tipos básicos de sonido, teniendo en cuenta el origen del mismo.

Por un lado está el sonido  que nos llega directamente de la fuente que lo emite, al que llamamos sonido directo.

Por el otro lado escuchamos  también el sonido reflejado en los diferentes objetos circundantes y que se mezcla con el sonido directo.

En la naturaleza, la relación entre estos dos tipos de sonido aporta datos relativos a la ubicación de la fuente del mismo.

A mayor distancia, hay más cantidad de sondo reflejado y a menor más sonido directo.

Dentro de los sonidos reverberantes, están las reflexiones cercanas (ER en inglés), que dan información más exacta aún de la ubicación en campo cercano, de cada fuente de sonido.

Los trucos de la mezcla 3D

Los trucos de la mezcla musical, se basan en el uso de  las reglas enunciadas en la Psicoacústica, que es una rama de la psicología.

Para lograr lo que yo llamo sonido 3D, encuentro inspiración en el empleo de los siguientes «trucos»:

  • Volumen y ecualización (Enmascaramiento sonoro)

El sonido con mayor volumen tapa o enmascara a otro de menor volumen, especialmente si los dos sonidos están en el mismo rango de frecuencias.

Si a cada uno de los sonidos que comparten un rango de frecuencias le acentuamos una frecuencia diferente, podemos distinguirlos mejor, sin necesidad de modificar los volúmenes.

  • Uso de delays menores a 35 msegundos (efecto haas)

Si ubicamos un sonido a la izquierda y el eco del mismo a la derecha, obtendremos un abanico de efectos que va desde el sonido doblado, hasta el ensanchamiento figurado de la imagen monoaural del centro.

Para un mejor efecto hay que subir aproximadamente 3 dbs el canal con eco.

Al seleccionar el tipo de efecto hay que jugar con el tiempo de eco y los ajustes de panorama de cada sonido, hasta lograr el efecto deseado.

  • Mezcla de sonidos directos y reverberantes

Esta es una técnica que combina los dos efectos anteriores, con los sonidos reverberantes.

Es mediante esta técnica que logramos en parte,  la ilusión de profundidad en el sonido.

Si bien con estos trucos se puede conseguir la idea de «esculpir» sonidos tridimensionales, hay que utilizarlos como complemento del arreglo musical que en realidad, es lo esencial para definir el sonido cualquier producción musical.

Dinámica de la mezcla 3D

Me interesa especialmente señalar  en este punto, la relación directa que hay entre el exceso de  la compresión de audio en el mástering y la pérdida o disminución del efecto tridimensional, al reducir la dinámica alcanzada en la mezcla.

De nada sirve la recreación de espacios acústicos tridimensionales, si después vamos a usar compresiones extremas en el master, ya que la sensación de profundad tiende a desaparecer.

Esto es así especialmente para la escucha con auriculares o sistemas de sonido estéreo de una cierta potencia. En los sistemas mas pequeños, cuesta más distinguir algunos efectos, pero cuando se trabaja con música, no sabes qué equipo se va a usar para escuchar.

Las pautas de reproducción de música en los medios de distribución actuales, no hace necesaria la compresión en el master para lograr más volumen. Por lo tanto no encuentro ninguna razón para renunciar a la dinámica en el sonido 3D.

Mezcla 3D

Como vemos, el trabajo de lograr mezclas 3D. tiene algo de técnica  y algo de ilusionismo.

Nos valemos de la psicoacústica, para generar artificialmente  estos hermosos paisajes sonoros, de los que está compuesta  la música grabada.

A menudo los efectos sutiles, causan una mejor sensación que los exagerados. Por eso es muy importante saber lo que quieres conseguir y tener práctica con las herramientas a usar, para poder trabajar con buen ritmo y de esta forma usar la intuición en la búsqueda de cada sonido.

A veces utilizar un filtro pasa bajos en una reverberación, es la forma de simular una sensación de lejanía, por ejemplo. 

Si tenemos práctica con los anteriores efectos, se puede conseguir lo que se quiera en cualquier proyecto, usando los plugins de nuestra preferencia.

La idea de esculpir el sonido, es una analogía del trabajo que hay que hacer, para ubicar los sonidos en el plano deseado y de esta forma  lograr la sensación de profundidad, en una mezcla 3D.

Aqui puedes dejar un comentario